Reseña Kaguya-sama Love is War

Hoy repasamos el anime Kaguya sama love is war

Opinión anime Kaguya sama love is war

Estos últimos días he estado viendo el anime Kaguya sama love is war, debido a la gran popularidad que ha tenido esta obra esta temporada. Normalmente cuando suelo ver animes de temporada populares el resultado no es bastante bueno, pero os seré honestos, kaguya sama love is war es una obra entretenida, pero obviamente no es perfecta, pero como digo tampoco es mala.

Este escrito está hecho a modo de crítica, tanto de lo bueno como lo malo de la serie. A parte está libre de spoilers. así que si conoces a alguien que esté dudando entre ver o no ver esta serie puedes compartirle este vídeo y claro está que si  has visto o tienes intención de verla, esta reseña también es para ti.

 

La trama de este anime es muy simple. La historia se ambienta en uno de los colegios más caros y prestigiosos  de todo japón. Donde los consejeros estudiantiles son a su vez las personas más populares de todo el colegio. Al estar siempre juntos empieza a surgir el rumor de que son pareja, ellos desmienten este rumor, pero a raíz de esto empiezan a pensar más en la otra persona, pero ninguno es capaz de confesar su amor por el otro debido a su orgullo, ya que eso siginifica ser el débil de la relación. por una parte shirogane es un chico que a conseguido todo lo que tiene gracias a su esfuerzo e inteligencia, por otra parte Kaguya es la heredera de la familia más poderosa de todo japón y a su vez una persona muy dotada. Así que a consecuencia de su ego, aprovechan cualquier situación a modo de pelea mental para hacer que sea la otra persona quien admita sus sentimientos.

Ahora que ya hemos puesto algo de contexto, hablemos de los puntos fuertes y los débiles de la obra.

Imagen relacionada

 

Para empezar he de decir que me parece una premisa bastante original, obviamente no hablamos de una gran innovación, pero teniendo en cuenta que el género de romance es el más abarcado a nivel mundial en muchos ámbitos, y que el género de comedia es uno de los más explotados en el mundo moderno. La premisa de esta obra, a pesar de no ser un rompe cabezas es algo fresco y que de ser bien escrita puede ser un producto interesante. 

Por otro lado la dirección artística de la serie está bien, nada fuera de lo normal, destacándose tan solo en momentos de comedia sobre actuada tan característica de la cultura audio visual japonesa. pero a pesar de ello, si conoces al director del anime, Sinichi Omata, es cierto que cabría esperar un poco más, pues a pesar de no ser de los mejores directores actuales, ha realizado trabajos destacables en los últimos años.

Por otro lado la serie se vuelve muy aburrida visualmente hablando ya que el 90% de la serie ocurre en el mismo lugar.

Siguiendo con el punto anterior  la serie demuestra que se desenvuelve bien en escenarios distintos. lo que habla bien y mal del autor, por un lado demuestra que es capaz de mantener cierto estándar de calidad sin salir de la zona de confort, por otro lado el problema está en que hay una zona de confort.

esto hace  que la serie desaproveche muchos otros espacios que serían más normales para con el contexto de estudiantes en una escuela, porque para empezar, los consejeros de escuela no tienen un despacho propio ni mucho menos llevan las cuentas de los clubes deportivos y cosas similares. volviendo al tema principal, muchas veces se nota como la serie fuerza situaciones random sin sentido, cuando tranquilamente podría crear situaciones mucho más creíbles, desarrollandolas en una clase, en una charla con compañeros o en una quedada, entre muchas otras situaciones.

Hay algo que hace que esta serie no sea lo suficientemente fuerte como para ser recordada incluso dentro de un año, y es que no tiene historia, es decir, solo tiene una premisa muy simple y en base a ello desarrolla mini historias de forma aleatoria. para ponerlo de forma más simple, no hay un hilo conductor, simplemente la idea de dos personajes intentando que el otro muestre sus sentimientos.

Para ser sinceros, al menos en mi opinión muchos de los momentos más graciosos o mejores capítulos de esta obra son esas historias en lo que lo principal no es el juego entre kaguya y shirogane, sino, por ejemplo aquellos capítulos en los que se explora un poco de cada personaje o sus interacciones entre ellos pero dejando de lado la batalla entre los protagonistas. lo que nos deja ver algo de lo que autor no se percata, y es que kaguya sama love is war funciona bien sin la necesidad de repetir a cada capítulo la batalla entre shirogane  kaguya. como he dicho al principio, la serie es graciosa, pero seamos honestos, no puedes pretender escribir una historia si no tienes una historia.

 

Una cosa que me gusta mucho de esta obra son sus personajes, ya que cada uno de ellos se mantiene a de forma individual y hay claras diferencias y roles en la obra, aunque irónicamente ese también es uno de sus puntos débiles, y es que a la larga acaban pareciendo caricaturas de sí mismos. Aunque es algo que pasa inadvertido debido a que la serie es tan repetitiva que apreciar ese detalle cuando la serie repite el mismo esquema todo el rato no es relevante.

Aunque he de admitir que a pesar de que la historia no avanza y es repetitiva hay crecimiento en el personaje de kaguya, quien al principio es una chica fría y reservada que con el pasar de los capítulos es más abierta.

Aunque si hay un personaje importante esa es chika.

mucha gente habla del personaje de chika, simplemente porque les parece un personaje atractivo, pero nadie parece notar una cosa muy importante, y es que chika es el personaje más importante de todo la obra. siendo un personaje que da un balance a las situaciones serias para que de esta forma la serie no caiga en el error de tomarse en serio a sí misma a pesar de su trama, debido a que es alguien que nunca se da cuenta de lo que pasa es perfecta para calmar el ambiente cuando se pone absurdamente serio, o para meter a los protagonistas en situaciones comprometidas sin ella saberlo. por último es un personaje que ayuda enormemente a la caracterización de personajes de secundaria, al ser el personaje que más se parece a una chica de secundaria normal y corriente. por otro lado el hecho de que tenga el cabello rosa y una actitud tan animada es algo que contrasta muy bien con la apariencia normal y actitud seria de los protagonistas, lo que como digo crea un buen balance.

Y aunque menos importante, también me parece interesante el personaje de Ishigami y su aparición forma eventual y usándolo de forma intercalada evitando la monotonía, no hace falta decir que su aporte es similar al de chika aunque de forma mucho más cómica explotando el lado negativo de kaguya, creando otra dinámica de relaciones que no se basa simplemente en kaguya y shirogane, aunque esto ocurra de forma indirecta.

otro punto fuerte de la obra es el narrador omnisciente, que más que explicarte que está ocurriendo también aporta valor cómico al momento, sobre todo con la interpretación que hace la persona que le pone voz al narrador.

Lo cual también está muy bien acompañado de la banda sonora, que sinceramente es bastante buena para ser una serie de comedia, por el hecho de que son bandas sonoras que pertenecen más al género de misterio y por lo tanto crean un contraste bastante gracioso con los momentos cómicos de la obra.

En conclusión. Kaguya sama love is war es un buen anime, pero que desaprovecha el potencial que tiene su premisa al no saber desarrollar una historia y volverse algo monótono. En efecto es divertida, pero no es la mejor opción si quieres reírte al mismo tiempo que ves una buena historia.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: